La mayoría de automóviles de uso regular, utilizan anticongelante en su sistema de enfriamiento. 

Ahora se requiere que el motor mantenga una temperatura, por encima de los 90 grados.